Ventajas de una boda de noche

Ventajas de celebrar una boda de noche en Navarra

Cada vez es más habitual que las parejas decidan celebrar su boda de noche, sobre todo en primavera y en verano, porque casarse de noche es además de muy romántico, muy interesante. En el siguiente artículo repasamos algunas de sus ventajas para que puedas decidir cuál es la mejor opción para celebrar tu boda: de día o de noche. Toma nota.

Calma ante todo. Sí, aunque no lo parezca, es posible conseguirla antes de casarte. Al celebrar tu boda de noche tienes todo el día para poder preparar cada paso con más tranquilidad. Podrás ir a la peluquería y maquillarte sin necesidad de pegarte un madrugón, incluso atender a tus invitados con tiempo. Este tiempo de más no solo afecta a la preparación de los novios y los invitados, sino a otros imprevistos que muchas veces surgen: lluvia, baja de algún invitado a última hora etc. Relax porque todo tiene solución y, lo más importante, estás a tiempo.

¿Tienes invitados de fuera? Si es afirmativo, puede que éste sea un motivo de peso a la hora de declinar la balanza por esta opción. Nos referimos a que no tendrán que alojarse en un hotel para llegar a tiempo a la boda, sino que podrán desplazarse al evento en el mismo día. Seguro que los invitados agradecen el ahorrarse, en todos los sentidos, el paso de tener que reservar el hotel.

Protocolo ¿sí o no? Otra de las ventajas de casarte de noche es que este tipo de celebración requiere ciertas normas que marcan hasta cierto punto el modo de vestir de tus invitados. Por ejemplo, ellas deberán llevar vestido largo, aunque se acepta también el uso de faldas y vestidos por debajo de la rodilla, mientras que a ellos se les aconseja vestir esmoquin. Para nosotros el protocolo no deja de ser una ventaja al ofrecerte pistas sobre qué ponerte.

La iluminación. Es quizás uno de los primeros aspectos que nos vienen a la mente si imaginamos los preparativos de una boda de noche. Si nos lo proponemos, la decoración puede ser más elegante que si es a plena luz. Así lo afirman muchos wedding planners. El motivo no es otro que al caer el sol emergen como protagonistas sus sustitutos, entre los que destacan las velas o bengalas que le otorgan al evento cierto toque distinguido.

Otro de los factores que más se tienen en cuenta en la preparación de una boda de noche es el resultado final. Lo que perdurará en el tiempo y sobrevivirá al paso de los años. Nos referimos a las fotografías.  Las imágenes que obtendremos en esta ocasión serán muy distintas a las que se puedan hacer en una boda de día. Al no haber luz natural el profesional lo solucionará mediante el flash y otras herramientas que, a buen seguro, conseguirán que las fotos sean tan especiales como quieras.

Temperatura agradable. Ahora que nos encaminamos al verano es inevitable pensar en las altas temperaturas.  Es determinante pensar en ello. Casarte al ocaso significa huir de las horas centrales en que el calor aprieta y disfrutar así de un clima más agradable de principio a fin… ¿Ya te has decidido?

Si estáis buscando restaurante para vuestra boda, en el Palacio de la Vega encontraréis un espacio único para celebrar ese momento tan especial, sea de día o de noche. Una finca espectacular, con diferentes espacios interiores y exteriores, y restaurante para banquetes de boda. ¿Quieres contactar con nosotros? Te atenderemos encantados en el teléfono 948 52 70 00 o a través del correo electrónico info@restaurantemarisol.com