Ritual de la arena para ceremonias de bodas civiles

Ritual de la arena ceremonia de la arena bodas civiles

Puede que hayas escuchado hablar del ritual de la arena en las ceremonias de boda. Lo cierto es que los expertos en planificación de eventos nupciales o wedding planners aseguran que se está volviendo a poner de moda. Consiste en un ritual simbólico que se realiza en bodas civiles y que representa cómo dos historias se unen para crear una nueva. Los finos granos de arena se mezclarán y no podrán separarse más, del mismo modo que no lo harán los novios. La ceremonia de la arena, suele hacerse después del intercambio de las alianzas y de las lecturas de los votos.

Su origen. No está demasiado claro, aunque la mayoría de las teorías apuntan a dos procedencias distintas. La primera versión asegura que la ceremonia de la arena tiene su origen en una antigua tradición llamada “pacto de sal”, se utilizaba para sellar acuerdos, amistades y contratos. Cada parte llevaba un saco de sal y los mezclaban en el suelo. Además, este ritual estaba muy presente en las antiguas bodas hawaianas que se celebraban en la playa y en las que la pareja traía puñaditos de arena y las mezclaban como símbolo de unión y amor eterno.

Lo que se necesita. Varios recipientes. Podéis utilizar frascos de diferente tamaño, jarrones, un envase de cristal o incluso un embudo. Otra opción igualmente válida consiste en recurrir a un reloj de arena vacío. Antes empezar, deberéis colocar la arena que os corresponde a cada uno de vosotros en dos de los recipientes elegidos. En el tercero verteréis la mezcla. Tiene que ser más grande que los anteriores y con una abertura ancha, así quedará una mezclada homogénea.

De distintos colores. En cuanto a la arena, lo habitual es optar por arena decorativa de cuarzo en todo tipo de colores. También puede ser de una playa concreta: si queréis algo más personal podéis cogerla de vuestro arenal favorito o de la playa del municipio en donde vivís.

Participación de los invitados. Si os apetece podéis hacer que os acompañen e incluso os ayuden a verter la arena algún familiar o amigo, que sea muy especial para vosotros claro. Ellos pueden ser los encargados de acabar de rellenar el recipiente que hayáis elegido, simbolizando que son una parte fundamental de vuestra historia. En realidad, podéis personalizar vuestro evento a vuestro gusto y antojo.

¿Os animáis a este ritual? El simbolismo y la emotividad están garantizados. Para todo lo demás que necesitéis en vuestro banquete de boda podéis contar con nosotros, en el Palacio de la Vega os atenderemos sin compromiso en el teléfono 948 836 052 o en info@restaurantemarisol.com