Nuestra última Navidad antes de casarnos

Última Navidad antes de casaros

Esta Navidad puede que sea la última antes de casaros. A la magia propia de estas fechas se une la de recordar los mejores momentos de vuestro noviazgo y los preparativos de lo que será sin duda la cita más importante del año que está a punto de comenzar: la celebración de vuestra boda. También es momento de empezar a perfilar cómo será a partir de ahora vuestra vida juntos y qué mejor ocasión que en estas fechas navideñas, en las que todo se para y gira alrededor de la ilusión.

¿Juntos o separados?

Lo principal es que vosotros sois lo primero. Antes de hablar con las respectivas familias, lo ideal es que habléis entre vosotros sobre cómo queréis que sean vuestras navidades en pareja. Con comunicación, os resultará mucho más fácil poneros de acuerdo, como por ejemplo qué días concretos queréis compartir con la familia, cuáles preferís estar solos o con vuestros amigos, dónde vais a comer o a cenar en las fechas señaladas…

Puede que al principio os resulte raro, al estar acostumbrados a estar con vuestras respectivas familias. Nada que no se supere, mientras los acuerdos a los que lleguéis sean justos para todos. Sin duda, estas navidades es vuestro mejor entrenamiento para la vida de casados.

Fechas especiales

Yendo al grano. Si aún no sabéis cómo empezar a organizaros os proponemos un sencillo ejercicio. Coged el calendario y señalad cuáles son las fiestas más especiales de cada uno de vosotros. Para unos puede ser la Nochebuena y la Navidad, mientras que para otros es la Nochevieja. Puede que no coincidan y todo resulte más sencillo de lo que habíais imaginado en un primer momento. Y si no, todo es cuestión de ceder un poquito.

Puede pasaros, porque cada vez es más común, que seáis de diferentes países. Algunos, incluso, tienen que cruzar continentes para celebrar junto a los suyos unas fechas tan señaladas. Cuando la distancia es tan grande, una buena idea es hacer turnos anuales con una u otra familia. ¡Todo el esfuerzo previo tendrá la mejor de las recompensas!

Anfitriones

No hemos contemplado la posibilidad -muy real- de que os apetezca celebrar las fiestas en el que está a punto de ser vuestro nuevo hogar. Es una forma de comenzar a instaurar tradiciones o, simplemente, probar. Para ello, como para cualquier preparativo, conviene organizarse con tiempo y pensar mucho en los invitados. Aunque lo principal es siempre la compañía y la conversación agradable.

Quién sabe si de vuestra última Navidad como novios surgen buenas ideas para vuestra inminente boda. Desde el repertorio de canciones o incluso algún toque diferente para la decoración. Seguro que dará mucho que hablar en las sobremesas. Dejaros llevar, el ambiente de estas fechas es muy propicio para soñar y desear, sin duda el mejor acicate de vuestra futura vida de casados.

Esperamos que esta última Navidad antes de casaros sea una fecha inolvidable. Si aún necesitáis ayuda para elegir el restaurante de vuestro banquete de boda, en el Palacio de la Vega estamos a vuestra disposición. Podéis contactar con nosotros sin compromiso, os atenderemos encantados en el número de teléfono  948 836 052 ó en el correo electrónico info@restaurantemarisol.com

Ah, que no se nos olvide… ¡Feliz Navidad, pareja!