La importancia de las flores el día de tu boda

La importancia de las flores el día de tu boda

Están presentes en cualquier evento que se precie. Es más, en la decoración de una boda son parte fundamental, por eso escoger las plantas, flores, árboles, macetas o cualquier tipo de arreglo floral es un paso importantísimo dentro de la lista de preparativos. Aunque no tan sencillo como puede parecer a primera vista.

Para empezar, no es lo mismo casarse en una estación y otra. Cada parte del año ofrece diferentes tipos de flores. Saber elegirlas es fundamental para que no se estropeen enseguida. Por ejemplo, en otoño lucen muy frescos los crisantemos, las dalias, las calas, o el brezo (es un arbusto). Por ejemplo, en verano necesitas flores que aguanten las temperaturas como pueden ser: los jazmines, las lilas, gardenias o magnolias, por citar solo algunas de las más bonitas.

Además, según el tipo de celebración que tengas, la decoración cambia. En las bodas por la iglesia se eligen flores más clásicas. Una decoración que suelen recomendar los wedding planners son las guirnaldas de flores, las margaritas o la paniculata. En las bodas civiles se suele colocar un centro en la mesa principal en la que se sentarán los novios, también son muy demandados los arcos de flores.

Algunas de las flores nupciales más populares son:

  • La rosa. ¿Hay alguna flor más romántica? De rojo, destacan no sólo por su belleza, sino por su simbolismo, el que se refiere al amor y la pasión. Ya han florecido tanto en invitaciones, como en centros y, por supuesto, en ramos de novia.
  • La peonía. Su forma redondeada y aterciopelada simboliza la prosperidad, siendo el mejor presagio de buena fortuna y un matrimonio feliz. Son válidas para ser protagonistas de cualquier decoración, incluso de la tarta nupcial.
  • El tulipán representa el amor perfecto y duradero. Se cultivan en una amplia gama de colores disponibles durante gran parte del año, hay incluso quien regala unos bulbos a los invitados (para que el amor florezca en todas las casas).
  • La lavanda. Va muy bien en cualquier combinación y su colorido es muy elegante. ¿Sabías que se la conoce como la diosa del aire? Así de sugerente es esta flor y las que le anteceden, habiendo muchas más para elegir…

Por eso, el mejor consejo para acertar de pleno con la decoración de tu boda es que tu floristería de confianza sea tu guía. Además, la visita al lugar es fundamental, junto con el ejercicio de dejarte llevar por todos los sentidos, aunque en esta ocasión el principal sea el olfato.

Si estáis buscando restaurantes para celebrar vuestra boda, en el Palacio de la Vega encontraréis un espacio único para celebrar ese día tan especial. En una finca espectacular, con diferentes espacios interiores y exteriores. ¿Quieres contactar con nosotros? Te atenderemos encantados en el número de teléfono 948 52 70 00 ó en el correo info@restaurantemarisol.com