El vestido de novia soñado

Vestidos de novia boda Navarra

Sí quiero. Dos palabras fáciles de pronunciar, en muchos casos meditadas, directas y, a la vez, con tanto contenido…  que no hay boda sin ellas. Implican la celebración del amor, de uno de los días más importantes en la vida de una pareja. Marcan un antes y un después por lo que cada detalle suma. En el caso de las novias, puede que uno de los detalles más soñados e imaginados sea el vestido de boda.  Por ese motivo, te presentamos varios tips encaminados a facilitarte la elección de tu vestido de novia. Para que cuando lo veas, lo tengas tan claro como las palabras que encabezan este artículo.

Acorde a tu personalidad. Para gustos, los colores y con los vestidos de novia igual. En la actualidad los diseñadores se esmeran para adaptarse a cada mujer. Hay para quien el vestido de ensueño es un vestido formal, como de princesa. Otras novias apuestan por un vestido con la espalda al aire, un escote sexy o de corte sirena que muestra la voluptuosidad de formas. Para otras, el mejor vestido es aquel que le permite movimiento, con la elegancia de tejidos ligeros y vaporosos. Elijas el que elijas, tiene que ir acorde a tu personalidad. Y con el tipo de evento que quieras organizar.

Piensa cuánto te quieres gastar. Una vez que has pensado cuál puede ser más o menos el estilo, conviene que seas realista y conozcas desde el principio cuánto estás dispuesta a gastar. Según los expertos, esta compra supone entre el 10 y el 15% de los gastos totales de la boda. No te olvides de que seguramente tendrás que complementarlo con velo, o tiara, o cinturón, puede que con chaqueta…

Documentarse es una de las partes más divertidas. Y no te lo debes pasar por alto. Durante los días previos a las visitas a tiendas de novia y ateliers, conviene que te informes al máximo posible. Puedes navegar por diferentes páginas web, blogs o incluso seguir a diferentes influencers en redes sociales y revistas. De esta manera no te pillará por sorpresa cuando en la tienda te hable de organza, tafetán o gasa (todos ellos diferentes tipos de tejidos).

No vayas sola. Una vez que sabes más o menos el estilo, te has documentado y fijado un presupuesto aproximado… ha llegado la hora de visitar las tiendas de novia. Nuestro consejo es que no vayas sola. Tu madre, tu mejor amiga o tu hermano… quien tú decidas, pero ve con alguien que te conozca y te diga la verdad.Tómate tu tiempo y disfruta.

Un consejo nunca está de más. Puede que el catálogo de vestidos que te ofrezca la vendedora no sea de tu estilo, pero aún así intenta abrir un poco la mente. Piensa que quien se dirige a ti sabe mucho del tema. Aunque claro está, quien va a llevar el vestido eres tú. Así que elige aquel que te haga sentir cómoda y a gusto, sin que ello suponga contentar a los demás. Difícil lograr el equilibrio ¡eh!

Y a partir de este momento sólo queda disfrutar: de los preparativos, del gran día… y de tu vestido de novia soñado.

Si además estáis buscando restaurante para vuestra boda, en el Palacio de la Vega encontraréis un espacio único para celebrar con los vuestros ese día tan especial. En una finca espectacular, con diferentes espacios interiores y exteriores, y restaurante para banquetes de boda. ¿Quieres contactar con nosotros? Te atenderemos encantados en el teléfono 948 52 70 00 o a través del correo electrónico info@restaurantemarisol.com